La selección mayor de fútbol jugará mañana por la tarde su sexto partido en su historia ante un combinado mayor de Ecuador.

El partido se realizará en el mítico estadio de Atahualpa en la capital ecuatoriana, que los espera con sus 2 mil 800 metros sobre el nivel del mar. Los pupilos de Alberto “la Chochera” Castillo tienen la oportunidad de enfrentarse en Quito posiblemente a una de las mejores selecciones ecuatorianas de su historia, por el buen fútbol que ha logrado amalgamar el colombiano Reynaldo Rueda. Sin duda será un rival que se debe aprovechar.
 
Este jueves quedarán atrás los inconvenientes que sufrió Castillo para preparar este duelo amistoso.  “La Chochera” conoció a su rival hace 20 días e intentó convencer a la liga mayor de que le concedieran  mayor tiempo con sus convocados; pero los deseos del seleccionador nacional quedaron en eso.

Sin mayor preámbulo, los 10 equipos de la primera división no le concedieron a Castillo un día extra de trabajo antes de partir hacia Quito aduciendo que no podían cambiar en el camino su calendario.
 
Habrá que esperar si al final del partido de mañana, la decisión de la liga mayor fue acertada y si los temores del seleccionador de  sufrir la misma historia que vivió el mes pasado en Asunción ante Paraguay se quedan sólo como fantasmas. Lo cierto es que para futuros amistosos de aquí a julio deben erradicarse ambas cosas: la actitud  de no querer ayudar a la selección, y la de  buscar excusas  si al final la situación  de Asunción se repite mañana en Quito.

Los amistosos de aquí a la Copa Oro son claves; hay que prepararlos con la máxima seriedad.