SAN SALVADOR. En ocasiones destacar aspectos positivos de una derrota es una tarea difícil, pero lo hecho en Paraguay da pie a pensar que va en la senda adecuada a pesar del resultado adverso, según consideró Dagoberto

¿Qué se puede rescatar del resultado negativo ante Paraguay?
Realmente hubo cosas buenas en algunos tramos del juego como la posesión de balón, apretar al rival en su propia área y anticiparles, eso sin duda nos servirá para el futuro, el entrenador sacará sus conclusiones y como grupo nos ha dejado mucha enseñanza y retos

¿Cómo cuáles?
Como irnos metalizando en que dentro del campo debemos de mostrar jerarquía, ganando mayor presencia y eso genera autoconfianza, porque a veces sucede que nos vemos un poco inocentes ante rivales fuertes, pero para eso sirven este tipo de partidos. Nadie esta contentó con lo que ha pasado, es una derrota, no importa el rival, pero no todo fue malo.

Esos buenos minutos que tuvieron dentro del campo fueron muy comentados en Asunción.
Sí, hubo muchos comentarios positivos de gente de Paraguay, no es lo mismo sacar conclusiones sin ver el partido, acá han visto que hubo un buen nivel por parte de nosotros y al final se quedaron con que hubo un buen fogueo para la selección guaraní.
 
¿Pesó tener un equipo bastante joven?
Lo que pasa es que jugó mucho el factor experiencia del rival. Paraguay tiene jugadores importantes a nivel internacional; el mismo profesor ha comentado que estos partidos deben de ser tomados como escuela para aprender e irnos acoplando mejor en el terreno de juego. Recordemos que el profesor pidió un par de días de trabajo para prepararnos para este partido, lastimosamente no sucedió, pero él como técnico sacará un análisis completo.
 
La zona defensiva había tenido un trabajo destacado antes del miércoles, pero falló ante los paraguayos.
En otros partidos se falló en diferentes sectores, ahora paso en defensa, esas evaluaciones las hace el cuerpo técnico, tenemos que corregir lo malo y rescatar lo que se hizo bien.

En lo particular tuviste buenas intervenciones, incluso le ganaste un mano a mano a Nelson Haedo Valdez. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Gracias a Dios uno después de cada juego valora lo que hace, siempre hay cosas por mejorar, cuando se pierde no importa el buen desempeño que se tuvo en el campo. Sólo hay que guardarse esos momentos importantes que cada uno hizo en el partido.