MOSCÚ, RUSIA. El ruso Denís Chérishev, jugador del Real Madrid Castilla, reconoció que ha rechazado varias ofertas de clubes de Rusia para triunfar en el equipo blanco, donde milita desde los 11 años.
 
"Sean cuales sean mis posibilidades de jugar en el primer equipo, yo sueño con jugar precisamente en el Madrid y para ello pienso trabajar y trabajar", señaló Chérishev al diario "Moskóvskie Nóvosti".
 
Chérishev, que debutó en noviembre pasado con la selección rusa dirigida por el ex técnico del Real Madrid, Fabio Capello, agregó: "Vivo en España desde los cinco años y me siento más español que ruso, así que me gustaría quedarme en España".
 
"Yo respeto a los clubes rusos que hace poco me hicieron ofertas, pero me gustaría continuar mi carrera en Europa", señaló Chérishev, quien añadió que si no puede triunfar en el Real Madrid, le gustaría intentarlo en la liga inglesa o alemana.
 
El Zenit San Petersburgo y el CSKA Moscú, entre otros, se dirigieron durante el mercado de invierno al Real Madrid con ofertas en firme para fichar al hijo de Dmitri Chérishev, que militó durante varias temporadas en el Sporting de Gijón.
 
Con todo, según el diario ruso, el Real Madrid venderá probablemente al zurdo Chérishev en verano por más de los 6.5 millones que el Bayer Leverkusen pagó la pasada temporada por Carvajal, su antiguo compañero en el Castilla.
 
Chérishev, que jugó apenas diez minutos ante Estados Unidos en noviembre pasado pero enamoró a la afición rusa con su atrevimiento, disputará este verano con la selección rusa el campeonato de Europa sub 21.
 
"Fue fantástico que Capello me convocara. Para mí fue un gran honor y me servirá de estímulo. Seguiré trabajando para ganarme una nueva convocatoria", dijo.
 
La prensa local no descarta que el madridista sea convocado para el Mundial de Brasil 2014 si Rusia logra la clasificación, ya que Capello está introduciendo sangre nueva en el combinado nacional que fue apeado en la primera fase de la pasada Eurocopa.
 
Chérishev, que ascendió la pasada temporada a la Segunda División con el Castilla, fue convocado por el técnico blanco, José Mourinho, durante la pretemporada, con lo que se convirtió en el primer ruso que viste la elástica del Real Madrid.