El FAS tuvo la fortuna de encontrarse con un verdadero golazo de Álex Larín que le dio la ventaja temprano.
Alexander Amaya del Cid
Panelista de Gente de Primera
Los albos, con un solo volante de marca   (Rudy Valencia)  y tres volantes con más proyección ofensiva (Odir Flores, Osael Romero y Cristian Castillo), tuvieron más el control de balón y buscaron hacer daño por la banda izquierda, donde Castillo le dio mucho dolor de cabeza al zaguero tigrillo Ramón Flores, sobre todo en los primeros 25 minutos.

Pero el FAS tuvo la fortuna de encontrarse con un verdadero golazo de Álex Larín que hizo que el primer tiempo quedara a favor de los santanecos. Así se vino el segundo tiempo y los albos tuvieron que salir a proponer, pero en la zona de ataque el panameño Orlando Rodríguez  parece no encontrarse con su mejor fútbol,  al igual que el dominicano Jonathan Faña, quien tampoco ha podido adaptarse.

Fue aquí donde el FAS sacó ventaja porque  William Osorio  observó que  necesitaba un jugador  de marca y mandó a  Edwin Miranda por Álex  Larín, que ya se veía un poco agotado por su   trabajo en el primer tiempo.

Este cambio le sentó muy bien a los santanecos porque  ganaron más marca en el medio, y esto hizo que Gerson Mayén se liberara de la marca y fuera un volante más ofensivo. Así nació una triangulación para que Williams Reyes anotara el segundo gol que liquidó el partido y el dio al FAS su cuarta victoria consecutiva y se consolide como líder invicto.