Descarga app
Descarga app

Primera

Bentos puso al FAS a bailar en la fiesta del Quiteño

El FAS arrancó el Clausura 2013 imponiéndose a su archirival, el Águila, en plena celebración de los 50 años de su estadio.

2 de Febrero de 2013 - David Bernal


Instagram



Lo más compartido

SANTA ANA. Los tigrillos tuvieron una noche redonda al celebrar el medio siglo de su estadio con un triunfo de 1-0 ante el Águila, con tanto del argentino Alejandro De la Cruz Bentos.
 
El clásico inaugural del Clausura 2013 no fue el major, pero eso era entendible porque los equipoa apenas sueltan las cargas de la pretemporada. Aún así el FAS propuso más en su cancha y aunque demostró que debe trabajar duro en la definición ayer le bastó una al minuto 84’ para quedarse con los primeros tres puntos de este nuevo campeonato.
 
Del lado aguilucho Víctor Coreas arrancó el partido con una sorpresa en su alineación, pues alineó a Isidro Gutiérrez como enganche, en la posición que antes ocupaba Osael Romero. Con ello echó por los suelos la incertidumbre de la afición sobre si ocuparía a Javier “el Morro” Hernández o Írving Flores, ya que ambos empezaron en el banquillo.
 
Osorio no cambió en mucho la idea que el torneo anterior ocupó Agustín “la Chochera” Castillo, pero sí causó un poco de confusión la idea de ocupar de entrada a Alexánder Larín como volante mixto, y no tirado a la izquierda, como es su posición habitual, además de que adelante se inclinó por la dupla de Alejandro Bentos y William Reyes, dos experimentados, en lugar de ocupar al argentino y a Jonathan Águila o Ricardo Ulloa.
 
Justo antes de los cinco minutos ya los dos equipos tenían llegadas con opción de gol, aunque no tan claras. Primero fue Heriberto Velásquez con un tiro desde fuera del área el que preocupó a la afición fasista, pero después un centro de Ramón Flores casi encuentra la cabeza de Reyes, aunque Villalobos llegó primero y de puños mandó la pelota al saque de banda.
 
Hacia el minuto diez del partido el Águila mostraba un poco más de intención a la hora de ir al ataque y encontró el gol en Yaikel Pérez, aunque este fue anulado. Gutiérrez mandó un pase en profundidad para Wálter Soto, quien conectó con la esférica y la chocó en el cuerpo de Contreras, luego llegó Pérez y la hundió, pero el gol fue invalidado por fuera de lugar de Soto.
 
Del lado del equipo fasista la jugada más utilizada era buscar las incorporaciones de Juan Carlos Moscoso por la banda izquierda y varias veces Gerson Mayén logró filtrarle a su compañero una pelota a espaldas de Ronald Torres, sin embargo, Mardoqueo Henríque siempre estuvo pendiente en los relevos y no dejaba que el tigrillo ganara la línea de fondo.
 
Pese al mal cierre de los primeros 45 minutos Víctor Coreas no quiso hacer cambios en su once para el complemento y prefirió darle un poco más de tiempo a sus muchachos y recién reanudado el partido, al 47’, el Águila tuvo la primera.
 
Ronald Torres mandó un centro desde la derecha y Soto encontró espació para rematar de cabeza, aunque lo hizo en una posición muy incómoda e intentó que la pelota picara en el césped, lo que facilitó la labor de Luis “el Motor” Contreras.
 
Estar cerca del gol motivó al timonel emplumado y quiso mejorar la tenencia de la pelota en la media, sacando a Velásquez al 55’ para mandar a Irving Flores, quien logró entenderse major con Gutiérrez y compañía en el ataque.
 
Así logró el Águila que su rival apretara los dientes y a William Osorio no le quedó otra que refrescaer su zona de ataque. Eligió a Ricardo Ulloa, quien a inicios de la semana no entraba en sus planes pero se terminó quedando, y lo metió por William Reyes, que justo antes de irse al banquillo tuvo una clara, en un cuerpo a cuerpo con Villalobos, pero el meta le ganó el duelo a pesar que quedó resentido.
 
El gol no llegaba para ninguno de los dos equipos, pero los cambios sí. Coreas probó con Javier “el Morro” Hernández, el enganche por el que todos apostaban durante la semana, y con ello adelantó a Gutiérrez como delantero, jugándosela con un solo contención, el juvenil Marlon Durán.
 
Los cambios provocaron que el partido, a diferencia de la primera mitad, se emparejara, incluso en jugadas de gol perdidas, en las que el FAS era líder hasta antes de irse al descanso. El Águila tuvo claras, como una de Yaikel al 69’, en la que el cubano después de una gran jugada invidual sacó un disparo que se fue arriba de la portería del “Motor” Contreras por muy poco.
 
El FAS comenzó a perder la presencia en la media a medida avanzó el partido. A Mayén se le acabó el oxigeno y ya no pudo solo con la misión de generar ideas ofensivas, sobre todo cuando sus compañeros fallaban demasiado y no agradecían el esfuerzo.
 
Osorio metió a Cristiam Álvarez para que le ayudara, pero la cosa no mejoró mucho y los aficionados presentes en el Quiteño comenzaron a creer en el 0-0.
 
Pero justo en ese momento llegó el gol de los locales. Lo que no pudieron hacerlo con paredes y balones  controlados lo hicieron en una jugada a balón parado, un tiro de esquina al 87’ que llegó cerca del punto penal y Bentos, verdugo de los migueleños en los clásicos, entró rápido al área y de cabeza puso la pelota pegada al poste superior de la meta de Villalobos, quien no pudo evitar el 1-0.
 
A esas Alturas Osorio se había jugado su última carta mandando al diminuto Edwin Sánchez, con la idea de buscar el gol, y casi lo logra al 89’, porque el volante sacó un disparo dentro del área que todos cantaron como el segundo, pero que se fue cerca del poste derecho de la meta visitante.
 
Con tan pocos minutos en el cronómetro el Águila intentó buscar el empate. Darwin Bonilla estuvo cerca en un tiro libre que contuvo Contreras al 90’, pero el local, como gato panza arriba, se defendió y sacó los primeros tres puntos del Clausura 2013.

Más comentadas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios

blog comments powered by Disqus