Foto por

1 de 2
SAN SALVADOR. De nuevo el FAS ganó al anotar en los últimos cinco minutos del partido. Así fue en el clásico nacional ante el Águila y ayer no fue la excepción ante el UES en el Cuscatlán, algo que para el técnico asociado, William Osorio, no debe suceder si lograran cuajar al menos un cuarto de las ocasiones de gol que generan en cada partido.

“Parece que se está haciendo costumbre ganar de esta manera. La verdad es que a pesar del triunfo no me voy feliz porque no debemos sufrir de esta manera. El equipo propone y eso nos hace vernos mejor que el rival, pero debemos seguir trabajando en la efectividad para que al final no suframos como hoy (ayer) por el temor que nos empaten”, aseguró el estratega  de los santanecos.

Osorio admitió que “el UES nos complicó luego de hacer los primeros cambios. Seguimos apostándole a la experiencia de Bentos y Reyes. Gracias a Dios tanto Jonathan (Águila) como Ricardo (Ulloa) ingresaron entonados. Ambos generaron llegadas a gol, pero seguimos faltos de contundencia y eso al final lo podés pagar caro. Por el momento hemos ganado dos partidos importantes, somo líderes, pero eso no me nubla la vista a lo que tenemos ahora”, destacó.

La idea de Osorio fue replicada por sus pupilos que celebraron al final el triunfo apretado ante los pumas.

“Fue un duelo bonito, fuerte y cerrado. El UES nunca bajó los brazos y nos complicó como en la jugada del gol porque surgió de una falta de cobertura nuestro. No es posible que nos rematen de manera frontal un centro por la banda. Gracias a Dios tuvimos el arresto para asimilarlo y lograr anotar el gol del triunfo”, comentó por su parte Miguel Granadino, defensor central de los asociados.

“Seguimos generando fútbol y ocasiones de gol, pero siempre nos complicamos al final. El rival juega también y por eso debemos de cerrar un resultado desde temprano”, comentó Juan Carlos Moscoso, autor del primer gol tigrillo ante los universitarios.

Mientras que el migueleño Jonathan Águila manifestó que “gracias a Dios el pase de Ricardo (Ulloa) llegó justo en el momento en que me desplazaba de forma frontal. Nunca tuve dudas en anotar en el mano a mano, pero debemos  seguir trabajando para asegurar las ocasiones de gol que tenemos durante  los partidos”.